19 de mayo de 2013

QUEBRANTAHUESOS 2012 23/06/2012

Tampoco son las marchas en las que he participado pero por demanda en participación y por la experiencia vivida es la 'cicloturista' por excelencia en territorio nacional. 
Todo empezó en Diciembre de 2011 cuando sabiendo que tenia confirmadas las vacaciones para las fechas de la misma realizamos las inscripciones anticipadas junto a Sergi y Marc; que tiempo más tarde siendo afortunados en el sorteo para la confirmación de la participación fueron los compis de la aventura.
Salimos el viernes que precede al sábado 23 de Junio en un coche cargados de bicis y de expectativas hacia Jaca que se emplaza a 20 km de la salida de Sabiñanigo y cuyo lugar tenemos el hotel.
Soy de los que en bici me gusta apretar dando pedales pero no por eso desprecio el hecho de visiualizar el entorno en nos acompaña en por ejemplo las cicloturista en que participo, y esta es perfecta para ello... 205 km dan para mucho.

Salida super tempranera  de la Quebrantahuesos 2012 (7.30h). Suena el chupinazo y siendo 15.000 personas entre la corta (Terrapiscos) y la mencionada. Hasta 20 minutos más tarde no paso por bajo el arco de salida y me tomo los primeros 25 km hasta enlazar con las primeras rampas de Somport con mucho respeto por la cantidad de ciclistas que somos y las posibilidades de hacer el afilador con los demás participantes; para mí una de las    partes más peligrosas de la marcha junto a los descensos. 


Una vez llegamos a Jaca cogemos el desvío que busca la frontera francesa ascendiendo el puerto de Somport. Me la tomo tranquilo sabiendo los 25 km de subida que deparan. Alcanzo la desaprovechada y enigmática estación de trenes de Canfranc y aquí empieza a vislumbrarse imágenes que llenan la vista de fotos de esas que parece que sean imposibles; cordilleras y prados de alta montaña en ambos lados... no desaprovecho la ocasión para hacer las primeras fotografías. Después de 1 hora y 15 minutos para alcanzar los 1.600 metros de altura repongo fuerzas y me abrigo bien porque vienen 40 km de descenso, el más largo de mi vida. El tiempo nos respeta bastante pero esta cara del puerto tiene acorraladas unas cuantas nubes que hace que la temperatura nocturna no haya remontado y lo sufra en mis propias carnes pasando un buen rato de frío intenso. No olvido seguir comiendo porque mi cuerpo necesita calorías y viene el puerto corto y duro del día; Marie Blanque.

Este puerto no tiene mucho secreto a no ser por donde esta situado y por esos interminables 4 km al 11% de desnivel medio. En total son 10 km de puerto que hay que cogerlo con mucho respeto puesto que aqui te puedes 'cargar' la cicloturista. Dicho y hecho pongo el 'triple' y la cadencia al máximo nivel para no quemar piernas y veo que avanzo más rápido que la mayoría de sufridores. Corono sin antes pararme en la inmensa explanada en que habían situado el avituallamiento con la aún clavada imagen en mis retinas del mogollón de gente que habíamos en aquel lugar tan lejos de la civilización en donde nos hallábamos.
Rápido descenso hasta la altura de la población francesa de Bielle hasta la altura del cruce de la carretera dirección sud que nos encaminará a pies del puerto del Alto del Portalet que es otro punto fronterizo franco-español en el pirineo central. 

El Alto del Portalet lo definía como un puerto laaargooo y progresivo; 30 km que empiezan con unos suaves 3% y según vas avanzando va subiendo hasta los últimos 7 km al 6%. Al inicio del mismo llevamos en las piernas 127 km y 4 horas 30m de ruta y la frescura empieza a escasear. Son 2 horas interminables para llegar a los 1800 metros de altura pero quedando el consuelo de ser la última dificultad reseñable sin contar la trampa de la Hoz de Jaca que despues comentaré. La carretera hasta la frontera va escalando resiguiendo el lateral de un valle de una belleza que mis ojos no se olvida de retener a pesar del cansancio. Coronamos acompañados por un manto de gente en los ultimos cientos de metros que me hace sentir como si estuviera en el tour de Francia pero una vez superado reacciono de este pequeño sueño y empezamos a la  bajada dirección Biescas con parada en Formigal para el ultimo bocado y reposicición de liquidos. La bajada la sufro aunque parezca mentira porque una brisa bastante fuerte de cara frena mis ganas de llegar a Sabiñanigo lo antes posible. Seguimos resiguiendo el rio Gállego hasta encontrarnos la 'tachuela' de Hoz de Jaca. No se puede catalogar como puerto pero sus 250 metros de desnivel en 3 km después de 175 km hace sus mellas entre los participantes. Ultimos 25 km disfrutando la idea y lo que fue la realidad de acabar la Quebrantahuesos. Al final 8 h y 14 minutos y diploma de Plata. Otro reto al bolsillo!